domingo 23 de junio de 2024 - Edición Nº584

Vicente Lopez | 24 may 2024

Villa Martelli 

Cómo es el nuevo parque de diversiones que funcionará en el mega predio de Tecnópolis

En el enorme terreno de Vicente López buscan hacer un multiespacio que se financie por sí mismo. El gobierno ya alquiló sectores a empresas privadas y cedió derechos de uso


El futuro de Tecnópolis es una prueba más de que la decisión del presidente Javier Milei ya está tomada, y que en esa carrera la idea de desterrar todo atisbo de lo que fue la era kirchnerista es un pilar para el libertario y sus seguidores.

Uno de los primeros apuntados fue el Centro Cultural Kirchner -rebautizado como Palacio Libertad- y ahora le llegó el turno al mega predio de Villa Martelli, en Vicente López, que pasará de ser una “ciudad de ciencias” a un parque de diversiones.

Tan definido está en plan que el Gobierno hasta tenía previsto abrir el pasado 17 de mayo el Superpark, un gigante parque de diversiones con una montaña rusa incluida. Todo, dentro del predio de 50 hectáreas que fue inaugurado por Cristina Kirchner en 2011 y que se convirtió en un emblema y bastión cultural del kirchnerismo. Pero hubo demoras.

Algo es seguro: Tecnópolis no va a cerrar, pero desde el entorno de Milei tienen el convencimiento de lograr que sea sustentable y que se autofinancie. El Estado no tendrá que poner un peso en él. “Era una máquina de perder plata. Un desastre”, le dijeron a La Nación dese la secretaría de Cultura que conduce Leonardo Cifelli.

Tecnópolis ya está en manos privadas

Los números asustan: una deuda de $ 400.000.000 con proveedores y un costo total anual de $ 1.100.000.000 por año de mantenimiento "para una apertura que solo duraba dos meses" fueron más que suficientes para que el gobierno decida bajarle el martillo.

Lo planificado indica que el Superpark y el alquiler de muchos otros sectores del predio a privados le dejarán al Gobierno $ 1.400.000.000 al año. “Vamos a lograr que Tecnópolis se autofinancie y que más argentinos puedan disfrutar de la cultura”, dijeron desde el Ministerio de Capital Humano.

El nuevo multiespacio ya está en funcionamiento: abre sábados, domingos y feriados, y sus instalaciones son ofrecidas a privados para que realicen eventos de todo tipo, como recitales y exposiciones. Y el lugar se maneja con una premisa clave: que no entre la política para contaminarlo todo. “No a la casta, esto es para la sociedad”, deslizaron desde el Gobierno.

El predio se ve renovado en algunos sectores. Otras partes siguen igual, pero copadas por las propuestas privadas. Una de ellas es la Experiencia Ánima, de Flavio Mendoza, que tendrá funciones desde el 1° de junio con una entrada de $15.000. Dos viejos íconos de Tecnópolis se mantendrán y seguirán siendo gratuitos: el avión de Aerolíneas Argentinas y la Tierra de Dinosaurios.

Lo que se busca es mantener vivos tres ejes: cultura, ciencia y tecnología. Pero en el medio apareció con fuerza el Superpark, un parque de diversiones que hasta contiene una montaña rusa. Iba a ser inaugurado esta semana, pero ya pospuso su debut. Abrirá los jueves y viernes a las 17 y los sábados, domingos y feriados a las 14. La entrada cuesta $15.000.

Recientemente también se sumó “Garage” con muestras de música. Sin embargo, los playones ya cuentan con el circo y el parque instalados. A otras empresas y sociedades anónimas les dieron permisos especiales. Por ejemplo, cuenta LN, Bourke S.A alquiló 1.300 metros cuadrados para un show musical llamado “Beatles con Soda” para el 27 de abril y pagó un canon de $1.900.000 y el uso diario del lugar cuesta $1.200.000, sin contar los demás costos que debe afrontar la empresa para llevar adelante ese evento.

Según se supo, el 70% de los ingresos de Tecnópolis irán a la Secretaría de Cultura, mientras que el 30% restante se girará al Tesoro nacional.
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias